miércoles, 15 de marzo de 2017

Te extraño.

Te extraño.
Te extraño, que raro suena la palabra, parece que no transcendiere mucho, pero es una de las palabras más profundas que dice la humanidad, el aceptar que extrañas a alguien puede ser fácil o complicado; fácil cuando esa persona y tú mantienen el contacto pero por circunstancias de la vida se alejaron en distancia física, quizá no emocional pero ese será el siguiente paso, inicias con la distancia física y después te vas alejando de la unión emocional, las emociones se enfrían y provoca con ello que todo lo que se sentía se olvide.
La siguiente situación es el extrañar a alguien a quien le importa el valor de un arroz el que tú le extrañes, esa situación es sumamente dolorosa, puesto que te causa que el corazón se rompa de tal forma que es casi imposible repararlo de todo, queda el agujero que esa persona dejo en ti, su ausencia se siente de tal forma que quizá impacte más de lo que lo hacia su presencia, el contener las emociones no es lo más recomendable pero tienes que hacerlo, por tu bien y porque esa persona te lo pidió y por respeto a esa persona tienes que cumplir, porque sabes que ante cualquier sentimiento tuyo, está su bienestar y sí su bienestar está lejos de ti, lo aceptas y lo callas, como callas todo lo que provoca en ti, todo lo que te hace sentir y ser, todo lo que influencia en tu vida, a veces no todo lo que queremos nos hace bien ni tampoco le hacemos bien, puede un amor ser tan profundo como el mar pero tan hiriente como alfanje, así que la mejor opción es la distancia física y emocional, aunque ello traiga como consecuencia la nostalgia y a la palabra que más daño hace pero también bien libera, “extrañar” eso es lo más difícil de esta vida, pero es necesario para darle valor a que se posee en el presente.
Como desearía que leyeras esto y lo sintieras, sintieras que es para ti, que agradezco todo lo bueno que fuiste en mi vida, y que necesito liberarme para poder seguir, que necesito que sepas que siento por ti y con ello puedas darte cuenta que fue un error dejar que me fuera, pero que era necesario porque yo siempre creí que me cuidabas y así es, me alejaste de ti porque no eras bueno para mí, me estabas causando más daño que aportando cosas buenas cosas a mi vida, te extraño y quiero que tú también me extrañes, quiero que podamos reparar lo que alguna vez rompimos, fuese lo que fuese lo que tuvimos era especial y los amigos no deberían terminar, no al menos de esa forma.
Te extraño y quiero que lo sepas, que te hagas consciente de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada